2. DIMENSIONES DE LA CONFIANZA

1. Fisiológica:

Nos referimos a los aspectos que afectan a nuestro organismo. En el caso de la confianza, al ser una emoción positiva, nos provoca una mayor activación en la corteza pre-frontal izquierda. La actividad fundamental de esta región cerebral es la coordinación de pensamientos y acciones de acuerdo con metas internas. ¿Qué sucede en nuestro cuerpo cuando se consiguen esos objetivos? El organismo pasa a un estado de bienestar físico. Al estar relacionada la confianza con la felicidad, nuestra actividad fisiológica se manifiesta de manera similar en ambas, aumentando el ritmo cardiaco y el respiratorio

2. Cognitiva:

Esta dimensión se refiere a la capacidad que poseen los seres humanos para relacionarse, permitiendo así crear nuevas construcciones del conocimiento. Mediante la confianza en uno mismo, se favorece al rendimiento cognitivo y se consigue una mayor resolución de problemas. Cuando alguien da su opinión acerca de un tema, debe hacerlo de forma cordial, aun estando en desacuerdo con la otra persona. Los efectos cognitivos de la confianza, por lo tanto, acarrean acciones positivas tanto para uno mismo como para los demás.

3. Conductual:

La expresión corporal y facial es una de las formas básicas para la comunicación humana. Cuando confiamos, se muestran diferentes comportamientos. Uno de ellos se manifiesta mediante la mirada. Cuando estás hablando con otra persona y no le miras directamente si no que miras hacia el suelo o hacia un lado da la sensación de inseguridad. En cambio, al mirar a los ojos de forma natural lo que se transmite es una mayor confianza. Respecto al lenguaje corporal, mostrarse con el cuerpo erguido, la cabeza en alto y los hombros relajados refleja seguridad. Mostrar seguridad es importante a la hora de confiar, ya que si se baja la cabeza o se cruzan los brazos, se muestra inseguridad a la otra persona, y esta puede no confiar en lo que estás diciendo.

Para terminar, como podemos comprobar en la siguiente ilustración, según psicólogos de la Universidad de Princeton, ciertas caras empujan a las personas a confiar o no [1] en otras personas.


[1] Página web donde podemos ver los diferentes rasgos de la cara que nos hacen confiar (o no) en una persona: http://www.boston.com/bostonglobe/ideas/graphics/080817_face/

Volver al incio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s